Gracias, jefe, el cine combativo y delirante

Reivindicativa, fresca, atrevida irónica, inteligente y justiciera

Salvar a una familia de la ruina, ese es el plan. Obtuvo el premio César al mejor documental y ha sido la sensación de la temporada cinematográfica en Francia. Gracias jefe, dirigido por François Ruffin aborda desde el humor la lucha de clases y los estragos económicos de la globalización.

El documental retrata desde la sátira y con mínimo presupuesto, los abusos laborales de las empresas de lujo y de moda del hombre más rico de Francia: Bernard Arnal, el dueño de LVMH. Al estilo del mejor Michael Moore, el realizador de la pieza François Ruffin, se dedica también al activismo cinematográfico dando voz a los indignados y a las víctimas del sistema feroz.
 
A Jocelyn y Surge Kuri, la pareja protagonista nada les va bien: su empresa fabricaba ropa de Censo (Grupo LVMH), cerca de Valenciennes, pero ha sido ubicada en Polonia. La pareja está en paro, acribillada a deudas y apunto de perder su casa. Entonces aparece François Ruffin, periodista de la revista francesa Faquir, ácido y combativo llama a su puerta y les dice que les va a salvar. 
 
A partir de ahí, el delirio. Reivindicativa, fresca, atrevida, la cinta de Rufen, (su primera experiencia como director) irónica, inteligente y justiciera repasa todo el conflicto contemporáneo de la globalización, las deslocalizaciones, sin entrar en una crítica directa a Arnal: deja que sean los personajes/víctimas los que cuenten lo ocurrido. La imagen pública de Arnal ya quedó muy tocada cuando solicitó la nacionalidad belga, simplemente para ahorrarse impuestos en Francia. Pero el documental no se queda solo ahí: enseña la distancia monumental que hay entre el salón de un trabajador en paro y la sala de convenciones de una reunión de accionistas. Es un desquite, una bofetada, un pequeño soplo de justicia poética.

Ruffin, además, pasa a la acción y se convierte en una especie de Robín Hood del tercer milenio.

Hay una simpática curiosidad: un episodio de la serie La casa de la pradera sirve de inspiración a la familia protagonista para luchar. Lo que acaba en una delirante parodia de David contra Goliat. 
 
+ Fecha: 13 de junio.
Hora: 20:00h.
Lugar:Teatro. 

Te puede interesar...
GRITO DE MUJER
XIV Festival Internacional de Arte y Poesía
Rambleta sube al escenario ‘Puños de harina’, un combate vital contra la opresión y los prejuicios sociales
Una reconocidísima obra con la que Jesús Torres pone en escena las historias de Rukeli y Saúl, dos hombres que lucharon con tesón por defender su raza, su cultura y su orientación sexual
Rambleta vuelve a abrir su ‘Telón bizarro’ para homenajear al “rey del trash”
El centro cultural continúa dedicando una noche al mes a sorprender al público con una experien-cia performática que bucea en el cine de culto más osado e imprevisible