4 de marzo de 2018

TERRAZA MOVISTAR: PÁJARO

Nos presenta su ansiado ‘He matado al ángel’, un disco de los que se clavan en la médula

Llega a Rambleta con el flamante ‘He matado al ángel’ (Happy Place Records). Y es que la espera a la que nos ha sometido Pájaro confirma las mejores expectativas: Andrés Herrera y los suyos han gestado un segundo disco de los que se clavan en la médula. Uno de los mejores trabajos de rock facturados en nuestro país.

Como un halcón, con las plumas relucientes y los espolones afilados como cuchillos, Pájaro alza el vuelo con un puñado de canciones tan rotundas y emocionantes que ya nada volverá a ser lo mismo en este páramo que es la música de acento andaluz.

`He matado al Ángel’ es una cabronada de disco donde el blues se cruza con el tropicalismo, el swing, el surf y la tarantela de navajazo y lupanar. Una obra brillante y atemporal pergeñada con nocturnidad y alevosía, en comunión con un rosario de colaboradores del calibre de Guadalupe PlataJulián MaesoEl TwangueroLos Saxos del AvernoLos Quiero y el trompetista Ángel Sánchez. De veras, no estáis vacunados contra esto. Y pronto lo comprobaréis.

Texto de Emilio R. Cascajosa.

“He matado al Ángel” (Happy Place Records) de Pájaro ha sido grabado en Studio Happy Place con producción musical de Paco Lamato y Raúl Fernández, y coordinación y dirección artística de Joaquín Aneri. El diseño del álbum es obra de Xavi Torné / Error! Design.

+ Fecha: 4 de marzo.
Hora: 12:30h.
*Invitaciones disponibles en Tiendas Movistar de Plaza Ayuntamiento, 25, y Guillem de Castro, 3.
** El aforo es limitado. Entrada libre hasta completar aforo.


 

Te puede interesar...
Rambleta rediseña su Ram Club para acoger sesiones periódicas de música
A partir del 25 de febrero el centro cultural dará comienzo a sus ‘Ram Sessions’ con un ciclo de jazz en colaboración con Sedajazz
GRITO DE MUJER
XIV Festival Internacional de Arte y Poesía
Rambleta sube al escenario ‘Puños de harina’, un combate vital contra la opresión y los prejuicios sociales
Una reconocidísima obra con la que Jesús Torres pone en escena las historias de Rukeli y Saúl, dos hombres que lucharon con tesón por defender su raza, su cultura y su orientación sexual